domingo, 30 de mayo de 2010

EL LENTO PROCESO DE LA METAMORFOSIS ENCEFÁLICA...de Tori Escalante




LEÍDO por ROSA IGLESIAS




EL LENTO PROCESO DE LA METAMORFOSIS ENCEFÁLICA.





Siempre esperan las mareas pautas
al igual que mis deseos pretextos para hacer locuras,
para ignorar las horas inexistentes,
pasear a solas con la noche para oírme yo mismo,
acecha el monóxido cual depredador ávido de pulmones,
aparecen las ratas bípedas las que según algunos no existen,
¿acaso existen los santos de todas las devociones?
¿acaso existe una vara fidedigna que no tenga doble contabilidad?
¿acaso existen los altruistas absolutos?
cobran en especie enormes racimos de vanidad
¿acaso existe algún espécimen perfecto?
el que ladra no muerde, otros muerden al amo y besan a los cacos,
¡paradójico hecho el que( ladra y muerde) no es un perro!
¿es la vida esperpéntico transito hacia ninguna parte?
¿es la existencia engaño y la felicidad apaño?
…Qué bella es la fachada de esta vergonzosa hacienda,
lástima que sólo tenga un milímetro de grosor…
qué bellos, son los cánticos
a la luna….
Los hebdomadarios ósculos cuya condición ( sine qua non)
es, no dotarlos de molestos trasiegos….
¿No será que a veces algunos prefieren el ruido a las nueces?
qué bellos son los arbolitos que no se tuercen…
las cabezas derrotadas ante tanta “grandeza”
qué bellas son las frases que uno espera oír…
..y es que quizás a alguno no le haga falta cruzar el Rubicone
para saber que: ¡Alea jacta est!.....
¡…Nunca fue tan rápida la metamorfosis encefálica…!.



Tori Escalante

2 comentarios:

Rosa Iglesias dijo...

Bueno, bueno, Tori Escalante...le tenía yo ganas a este poema tuyo tan...interesante, fundamental en el pensamiento sincero que huye de los engaños cotidianos y la farsa

Gran poema, poeta hermano
Un placer leerte los versos

¡ Cuánto te quiero,Tori Escalante ¡

Un beso

Rosa

stella dijo...

Sabes querido Torim cuanto admiro estos versos y aunque los he comentado infinidad de veces aqui estoy de nuevo, porque es imposible pasar de largo
Un gran abrazo
Stella