viernes, 5 de marzo de 2010

ENTRÉME DONDE NO SUPE...de San Juan de La Cruz




LEÍDO por ROSA IGLESIAS




Coplas hechas sobre un éxtasis
de harta contemplación.






Entréme donde no supe:
y quedéme no sabiendo,
toda ciencia trascendiendo.

1. Yo no supe dónde estaba,
pero, cuando allí me vi,
sin saber dónde me estaba,
grandes cosas entendí;
no diré lo que sentí,
que me quedé no sabiendo,
toda ciencia trascendiendo.

2. De paz y de piedad
era la ciencia perfecta,
en profunda soledad
entendida, vía recta;
era cosa tan secreta,
que me quedé balbuciendo,
toda ciencia trascendiendo.

3. Estaba tan embebido,
tan absorto y ajenado,
que se quedó mi sentido
de todo sentir privado,
y el espíritu dotado
de un entender no entendiendo.
toda ciencia trascendiendo.

4. El que allí llega de vero
de sí mismo desfallece;
cuanto sabía primero
mucho bajo le parece,
y Su ciencia tanto crece,
que se queda no sabiendo,
toda ciencia trascendiendo.

5. Cuanto más alto se sube,
tanto menos se entendía,
que es la tenebrosa nube
que a la noche esclarecía:
por eso quien la sabía
queda siempre no sabiendo,
toda ciencia trascendiendo.

6. Este saber no sabiendo
es de tan alto poder,
que los sabios arguyendo
jamás le pueden vencer;
que no llega su saber
a no entender entendiendo,
toda ciencia trascendiendo.

7. Y es de tan alta excelencia
aqueste sumo saber,
que no hay facultad ni ciencia
que la puedan emprender;
quien se supiere vencer
con un no saber sabiendo,
irá siempre trascendiendo.

8. Y, si lo queréis oír,
consiste esta suma ciencia
en un subido sentir
de la divinal esencia;
es obra de su clemencia
hacer quedar no entendiendo,
toda ciencia trascendiendo.


SAN JUAN DE LA CRUZ

2 comentarios:

Rossana dijo...

Hay cuestiones del común de la gente, que debieramos atender, muy especialmente, más , el egoísmo del ser humano es el único que va creciendo a pasos agigantados.

TE ESCUCHO Y LEO
LUEGO PIENSO, PIENSO, PIENSO, TAMBIEN RECUERDO Y AGRADEZCO.

UN ABRAZO MAS
Ross

Rosa Iglesias dijo...

Sí, yo también lo noto
Incluso en mi misma

Besitos, Rossi y gracias por no fallar

Rose