domingo, 21 de marzo de 2010

CANCELANDO MI DEUDA...de Antonietta Valentina




LEÍDO por ROSA IGLESIAS




CANCELANDO MI DEUDA




Supongo e intuyo
he perdido una apuesta...

Aquí estoy, con una deuda a pagar
en un poema atenazando mis huesos
y cien versos agolpándose en mi garganta,
haciendo fila india para salir al vuelo.

¡Claro a tu encuentro!

Aunque dicen:
“Más vale pájaro en mano, que cien volando”
Ole…
Me siento, con pluma en mano izquierda y papel al volante,
A pagar mi promesa…
* “Santa Babbara Bendita”.
En el regazo de mi tierra de finas aguas:
“Solo se acuerdan de Santa Bárbara,
cuando truena”
, y este año todos los truenos
brillaron por su ausencia…
es el niño que no quiere que llueva…
Más, no me olvido de ti, y entre acordes
y los vientos del silencio, entono melodías
y me dejo, al vuelo de pluma y voy diciendo…
Y digo todos mis versos, que se impregnan de hierba
y mastranto, se embeben de rocío y cuerdas de guitarra,
de brisa y madrigal, sustancia y arpegios.
Se definen y me transportan por túneles de la imaginación
a recónditos parajes…
Y, sentada en el día caluroso, te pienso, pienso y pienso…
"Quien nace candado, del cielo le llueven llaves”
Y que tan cierto es el dicho…
Me están cayendo tantas,
como versos, como melodías sublimes,
todas, como pronto pago, sin intereses de mora…
Porque: “Cuentas claras, conservan amistades”
Y, ¿qué tal perder tu bien?
Imperdonable sería…
Así, entre verso y verso, dicho y dicho,
viento y brisa, canción y sinfonía,
mar y montaña, soplo y marea,
playa y llanura, malecón y pradera

¡ te estoy pensando!

Y, aquí en mi alma, se encuentra tu alma entera,
tu alma vítrea, tu alma defectuosa, tu alma perfecta…
Alma borrosa, alma nítida, sublime, sí, sublime e inmensa…
Y poco a poco voy exaltando sin prisa y sin demora,
Mira que: “Quien mucho abarca, poco aprieta”
Yo quiero apretar mi puño izquierdo y zurdo y sin más recompensa,
que acabar el verano de la esperanza, darle rienda suelta
a una contundente primavera, hecha poesía…
Primavera indemne y rociada con el más exquisito aroma
A “Rosa Meditativa” y corpórea…
Desde este confín, donde vienen los Andes a morir,
donde la hierba fresca y el Frailejón, se levantan,
con olor a sol tropical, lluvia torrencial y garúa…
Desde esta tierra, que es mi agonía y mi despecho,
Hacia la tierra tuya, fría en el invierno, caliente y seca en el verano,
En primavera, aromatizada a jazmín…
Voy tejiendo una seda, con la soltura del viento
y la esperanza trenzada, verde, tan verde,
verde montaña, verde laguna, verde-azul, mi fragancia…
Tú y yo, sabemos que “La felicidad comprada,
se va como el agua entre los dedos”

Y, fundamos, atesoramos, racimos de felicidad sin precio,
más allá del mercado y la economía, más allá de “Don Dinero”.
Es que “Dios, no le da cacho a burro”, dejemos a otros,
las bondades materiales y continuemos en viajes siderales
en la demencia de las letras y sus virtudes.
Más lo poco o mucho que tengamos en la alacena…
Compartir nuestro alimento espiritual y nuestra ganancia,
en líricas acreencias. Dejemos al mundo con su avaricia,
la recesión y la economía, que las pintan calvas,
importan tan poco, como cuando el gallo monta a la gallina.
Ellos están “Como caimán en boca e´caño” , viendo ver
a quién especular, robar, engañar o martillar.
Yo no soy amiga de los números, yo sumo, resto,
multiplico y divido con la divinidad de las letras:
“El buey solo, bien se lame”
En este andar reposado, con el viento rozando-me
y la música elevando-me, creo haber llegado a la centena.
No me inquieta. Me salen flores de las manos,
e intento dejarlas aquí en forma de racimo.
Dejar desparramado su perfume, para que cuando vengas al encuentro,
disfrutes de la magia de azotea y paz, en donde sentada,
he estado dejada al verbo lustroso de la poesía a capella…
No podremos decir el dicho: “Aunque el deudor se muera,
la deuda queda”
.
He pagado mis versos y te entrego con ellos pedacitos de amor y huella…
Hoy, madrugué temprano, porque “ Quien madruga, coge agua clara”
y, en esta claridad temprana, he disfrutado tanto, tanto…
que me importan poco, las horas, los minutos, las sepulturas del tiempo…
Recuerda: "Dios tarda, pero no olvida"
Movamos montañas de fe como bandera…
Tiempos mejores vendrán: “Nunca es tarde, cuando la dicha es buena”
Aquí estoy, estuve y estaré, bordando “Una hamaca de tulipanes”
Nos hará falta pronto,
para sentarnos a decir los versos más dulces de esta vida…
versos prófugos, más no de a justicia,
versos justicieros, improntos y mensajeros...
Esa paz que dibujamos en nuestras fantasías,
encuentros...
Horas, o instantes, que entre la nada de la distancia,
hacemos cercanía, melodiosa sinfonía
soledades que se juntan a contarse y:
"Al pan, pán y al vino, vino"
No me arrempujes que voy volando,
también un tanto desvariando,
agregando, sofocando...
Me tomó la noche y la media,
porque soy mujer de palabra...
Y una vez una apuesta hecha palabra,
la palabra se hace un hecho, "cuéstele a quien le cueste"


Antonieta Valentina
Sábado 5 de diciembre de 2009.



* Cuando digo "Santa Babbara bendita", es porque así lo pronuncia la gente del pueblo en mi país y sobre tdo en el caribe, en Cuba. Es una manera de pronunciarlo omitiendo la R y haciendo énfasis en la B
También quiero resaltar que “Como caimán en boca e´caño”, es un dicho y (´e) es una manera d e pronunciar la sílaba de, en lenguaje coloquial.

.

8 comentarios:

Rossana dijo...

Yo no sé,
creo que no sé nada, aqui hay un poema que lleva un ritmo maratónico y se va quedando , quedando , entonces, ouedo respirar a un cierto ritmo.
QUE SOLO ME DA EL VERSO

UN BESO PARA CADA UNA
Rossana

Monica Nelida Suhurt dijo...

Te escucho Rosi y que bonito amiga
Mis felicitaciones para las dos
Hermoso poema el de Antonietta
Las aplaudo de pie

Rosa Iglesias dijo...

Gracias, Mónica Suhurt

Adoro este poema de Antonietta en el que su propia sabiduria experiencial queda amalgamada con la sabiduria popular en refrán-verso

Un abrazo enorme, amiga mía
Me encanta verte entre sus versos


Ro

Rosa Iglesias dijo...

Rossi, muchísimas gracias por estar

Crei haberte contestado, perdona el despiste

Un beso en verso para tí

Rose

antonietta valentina bustamante dijo...

Rosita, no había comentado antes por las razones que conoces, sin embargo me he tomado hoy mi tiempi, haciendo un descanso en mi trabajo, para leerme y oirte y qué maravilloso me sonó en tu voz...y pensé y me pregunté: Eso lo escribí yo?, la música que lo acompaña, perfecta y los aplausos finales esos son para ti y para mí. Adoro la amistad desde el respeto, la admiración y el cariño. Te quiero mucho y tú lo sabes.
Un abrazo inmenso.

Rosa Iglesias dijo...

Así es amiga mía, los aplausos somn tooooodos para nosotras

Me hiciste sonreir, ya ves

Conozco de sobra las motivaciones que atrasaron tu venida

Ojalá poco a poco mejore tu estado anímico, mi hermana

Te quiero

Gracias por venir

Rosita

antonietta valentina bustamante dijo...

Mi rosita, que maravilla como declamas. Volví a oirte hoy y si bien hay un paso en la lectura, le queda bien, saber hacer las pausas y se nota que entendiste perfectamente cad aintención. Como que nos conocemos y conocemos nuestros estilos, tanto...yo quiero comenzar a hacer eso que tu estás haciendo, osea, me voy a copiar la idea y no te me pondrás bravita porque tus letras las llevaré a mi voz.
A mi me gusta mucho hacerlo, aunque no con esa claidad con que lo haces tú.
Un abrazo grande.

Rosa Iglesias dijo...

Bravo poeta ...qué poema tan divino, tan especial
Ya sabes que le prometí 10 comentarios y que no pude llevar a cabo mi promesa
Este poema tuyo, no me canso de decirlo, es un poema GRANDEA, y no por extensión sino por forma y por contenido
Nunca gane tanto ganando una apuesta...Nunca me alegré tanto de ganarla

Que tú tomes esta idea le hacer lecturas en un Blog, a mi me alimenta, me enriquece porque iré a escucharte compañera
No hay rivalidad ni en la poesía ni entre nosotras
Somos hermanas, Antonietta Valentina, será un placer para mí disfrutar de tus lecturas y aprender con ellas

Te quiero, amiga...Gracias por este poema tan especialmente divino

Un beso

Rosa