miércoles, 9 de mayo de 2012

DE UN VERSO ABORTADO de Carmen Sáiz Neupaver



 

 LECTURA de ROSA IGLESIAS




DE UN VERSO ABORTADO





Se fecundó en la matriz de mis musas
como una orquídea de céltico talle,
y a bordo de los dedos me temblaba
la tentación de imaginar sus vientres
como asilos idílicos de música.

Aún su sombra frecuenta mi escritorio
de la misma manera en que la noche
suele rondarnos, descalza de voz.
Vine a sentirlo feto de una estrofa
pero nunca mis folios presenciaron
el parto deseable de aquél verso
pues, aun siendo mi pluma su placenta,
-orfanato de tinta musicada-
negué su alumbramiento al no escribirlo,
y aquello que no nace ni se escribe
acaba pernoctando entre lo oscuro.

Dialogan, pues, mis toldos con el vuelo
de las cigüeñas que, prestas, soñaron
conspirar en mis hojas con la vida.
Esta tarde mis dedos se resienten
sobre ese parador de extraño mundo
en el que a ciegas silban los tinteros.

Nada deja de ser como creía:
los delirios de un verso y sus fantasmas
son turbios pasajeros de uno mismo.

Y los hay como yo que hasta se asustan
de que alguien te resuma en un poema.


®M. Carmen Sáiz Neupaver


Música de ERIK SATIE



2 comentarios:

Julie dijo...

Hermoso poema evocando otras palabras también poéticas. Me ha gustado mucho. Besos.

Rosa Iglesias dijo...

Julie, gracias por tu visita y por dejar tu huella

Un gran abrazo

Rosa