miércoles, 7 de marzo de 2012

AMANECER PROHIBIDO de Rosa Iglesias




LECTURA de ROSA IGLESIAS



AMANECER PROHIBIDO






Como un sol arrugado por el peso del día,
en su órbita y sin libertad ..., tú : amanecer prohibido

No te alcanzan las luces de sus fuegos siderales,
no te colman de transparencia los inútiles vientos
que portan simientes de lucha a tu vida
Tú, imposible cosecha de alboradas entre pájaros muertos,
con una moribunda verdad sangrándote en las plumas

No, aún no es capaz, el hombre, de revivir lo que no ha muerto.
No puede levantar con sus manos los escombros de un derrumbe
que ni siquiera ha sido edificado en la idea

No. Nunca nadie pasó por aqui sin haber dejado antes, labrada,
la huella tiritante de su propio miedo, la agonia de su furia
sobre esta blanca razón de infatigable desdicha

Siendo ya , apenas , tú, la hoja que el aire sostiene
domesticada y dócil sobre su pecho,
soy yo , imbatible, el ojo que observa mudo y aterrado
la ingravidez oscilatoria de tu desnudez inquieta

Oh ... cuánta palabra llena, convirtiéndose en hueco,
a golpe de muerte con la impermeabilidad del vacío..

...Todo ésto sin fiebre,
pero con la ausencia irrefutable
de una promesa

Bórrame



Rosa Iglesias
24 febrero 2012

4 comentarios:

Juan José dijo...

Precioso declamar para un hermoso poema... me ha encantado visitarte y seguir tu blog.. volveré para seguir disfrutando de poesía... como este que nos dejas... Un abrazo hasta alli Rosita...

Rosa Iglesias dijo...

Querido Juan José, tu valoración es para mi un dato de muy importante referencia
Te admiro, poeta. Muchas gracias por acercarte hasta aquí y dejarme tu gratificante huella

Un abrazo muy grande

Rosa

Ana Muela Sopeña dijo...

Precioso poema, Rosa, y modo de declamar. Voz profunda que nos conmueve hasta los huesos.

Te dejo mi abrazo y admiración, amiga
Ana

Rosa Iglesias dijo...

Gracias, Ana...no sólo por acercarte hasta aquí y dejarme tu valiosa apreciación , sino por haber compartido estas letras en POESIA DE MUJERES...Ya sabes que éso me llena de orgullo y alegría.

Un abrazo de los más grandes

Rosa