jueves, 23 de febrero de 2012

DECIDME PARA QUÉ ( Poema Móvil ) de Dolors Alberola





LECTURA de ROSA IGLESIAS




DECIDME PARA QUÉ ( Poema Móvil )





Decidme para qué tanto silencio
perenne, aquí, en los ojos.
Los ojos como pozos, como ventanas fijas,
como bloques sin puertas, como vasos.
Y me asomo y me miro
en el espejo roto de este pozo
y no veo nada,
y no oigo nada
en el cuajado silencio de la tarde.
Y no oigo nada, he dicho, no oigo nada
cuando asomo mi cara, aún dormida, a la ventana
por donde pasan, yertos, tres caballos.

Siluetas de silencio con crines de silencio,
con ojos de silencio que me miran
desde adentro del pozo,
desde la calle oscura de la vida,
desde el bloque sin puertas de la muerte,
desde un vaso sin agua en donde abrevan fijos.
Tan sólo el movimiento
de levantar sus cuellos y agacharlos,
la pregunta.
La pregunta que dobla a las especies
sin agua que las guíe, sin sonidos:
levantamos el cuello cual caballos
hacia ese viento agraz y luego abajo:
como ese sí perenne de la vida,
de nuestra vida seca, de nuestra vida agria,
perennemente agria, aquí, en el vaso.

Y para qué tanta sed en esta puerta,
en este edificio que se inunda
en silencio y sin agua y los caballos
que trotan pétreamente, que, ahora mismo,
estirados y gráciles son las venas
por donde no corre nada. Son la vida
por donde no corre nada. Son el viento
por donde no corre nada. Son los ojos.
No oigo nada. Los caballos han muerto.
Son los ojos. Han muerto con las crines
del viento. Son las almas
por donde no corre nada. Son las sombras
por donde no habita nada. Son las manos,
las manos que me ahogan
en esta tierra sola. Son los ojos.

Para qué quiero tanto silencio entre los ojos.
Vierto el vaso y la vida no me mira.
He vertido el silencio con los ojos.
Muero pues. No soy nada.
Solo queda un caballo.
Sólo queda un caballo y me persigue.
Es mi muerte el caballo,
el que no tiene crines, al viento, que le peinen.
Mi muerte ha ido a beber
a otro pozo callado en donde nadie
le dirá nunca nada: ahí, el silencio.



Dolors Alberola

2 comentarios:

Silvia Occorso dijo...

La conjunción perfecta.- La poesía de Dolors , su firma en cada verso, en el ritmo,en la profundidad de su temática,mágica,.. Rosa con su voz, es el complemento perfecto, creo que no existe mejor interprete,por su sensibilidad, por su emoción para transmitir todo lo que este poema nos deja.- Maravillosas artistas.-Les dejo todo mi cariño y admiración

Rosa Iglesias dijo...

Gracias , Silvia
Eres muy generosa conmigo, para con Dolors, siempre nos quedaremos cortos en alabanzas y admiraciones
Un abrazo grande con todo mi cariño

Rosa