lunes, 19 de abril de 2010

SOLILOQUIO DEL FRÍO...de André Cruchaga




LEÍDO por ROSA IGLESIAS




SOLILOQUIO DEL FRÍO


Escribir poesía es abrirse camino en uno mismo.

MARINA TSVETÁIEVA





Escribir siempre es una rareza. Leer también es una rareza.
Platicar con sinceridad es una rareza
Valen más mis perros que las pústulas de ciertas miradas.
A mis perros siempre les doy el beneficio de la duda:
Ellos saben que hay lealtad mutua y no afecto inmerecido.
Salvo excepciones, uno se vuelve serpiente en nido de serpientes.
También en los funerales se ven bestias con montura.
El absurdo nos da las fotografías del contrasentido.
Pobre el olvido que se vuelve astillero de herrumbre.
Pobres los pobres de conciencia, los que flotan en labios ajenos.
Cuando escucho la palabra amor pienso en las moscas sobre las latas
De soda. Cuando me hablan de Dios, pienso en los cementerios:
Es la palabra más dudosa que conozco en los fetos.
Mi poesía tiene que ver mucho con Aristófanes, pero no con todos
Los clásicos. Hay caras como mesones que inspiran lástima,
Con todo y lo respetable que son los mesones.
Muchos viven en el infierno y desde ahí destilan veneno.
Algunos son alacranes y tarántulas.
Otros simplemente esqueletos. Otros simplemente cementerios.
Cuando uno escribe muerden las palabras.
La Santísima Trinidad mantiene a flote muchas sábanas sucias.
A menudo el moho cerebral legitima las conciencias oscuras.
En las esquinas ciegas de los establos, las ovejas ciegas.
Resulta que sólo el viaje al más allá es memorable.
Resulta una pérdida de tiempo hablar de la felicidad entre ciertos
Enjambres de avispas.
Desde la poesía veo los silbidos agonizantes de los espejos.
La contrariedad no siempre es la contrariedad dialéctica.
—Usted y yo sabemos de la hipocresía que nos rodea. De las semanas
Inconfortables de veneno.
A la luz de la luz nos depredan la inteligencia y muerden el afrecho
De San Antonio del Monte, y el Cristo azul de las bienandanzas.
A la luz de la luz rompen la garganta.
A la luz de la luz el guante derramado sobre las pupilas.
A oscuras es más horrible la tiniebla del alma.
No sé si el silencio en la mesa sea mejor que el del púlpito.
No sé si la noche pueda tragarse la lágrima falsa de los malhechores.
Espero que la razón sea la inmaculada algún día, no el fermento
De la esquizofrenia, no el oído de las agujas,
No el hip hop de la sombra estrafalaria, no la sarna en los días felices,
No la mala leche de los criminales investidos frac,
No el reptil abriendo las venas, no el pus locuaz declarando
La guerra contra el sano paisaje de los jardines…




Barataria, 17.IV.2010

André Cruchaga





LLEGIT per ROSA IGLESIAS




SOLILOQUI DEL FRED
(Traduït per Pere Bessó)


Escribir poesía es abrirse camino en uno mismo.

MARINA TSVETÁIEVA





Escriure sempre és una raresa. Llegir també és una raresa.
Enraonar amb sinceritat és una raresa
Valen més els meus gossos que les pústules de certes mirades.
Als meus gossos sempre els done el benefici del dubte:
Ells saben que hi ha lleialtat mútua i no afecte immerescut.
Llevat d’excepcions, un es torna serpent en niu de serpents.
També en les exèquies es veuen bèsties amb muntura.
L’absurd ens dóna les fotografies del contrasentit.
Pobre l’oblit que es torna drassana de rovell.
Pobres els pobres de consciència, els que floten en llavis aliens.
Quan escolte la paraula amor pense en les mosques damunt de les llandes
De soda. Quan em parlen de Déu, pense en els cementeris:
És la paraula més dubtosa que conec en els fetus.
La meua poesia té molt a veure amb Aristófanes, però no amb tots
Els clàssics. Hi ha cares com fondes que inspiren llàstima,
Per molt respectables que siguen les fondes.
Molts viuen a l’infern i des d’ací destil·len verí.
Alguns són aliacrans i tarántules.
D’altres senzillament esquelets. D’altres senzillament cementeris.
Quan un escriu mosseguen les paraules.
La Santíssima Trinitat manté a flot molts llençols bruts.
Sovint el florit cerebral legitima les consciències fosques.
Als cantons cecs de les estaules, les ovelles cegues.
S’esdevé que només el viatge al més enllà és memorable.
S’esdevé una pèrdua de temps parlar de la felicitat entre certs
Eixams d’avispes.
Des de la poesia veig els xiulits agonitzants dels espills.
La contrarietat no sempre és la contrarietat dialèctica.
—Vosté i jo coneixem la hipocresia que ens envolta. De les setmanes
Inconfortables de verí.
A la llum de la llum ens depreden la intel·ligència i mosseguen el segó
De Sant Antoni del Mont, i el Crist blau de les benandances.
A la llum de la llum trenquen la gola.
A la llum de la llum el guant vessat damunt de les ninetes.
A les fosques és més horrible la tenebra de l’ànima.
No sé si el silenci a taula és millor que el de la trona.
No sé si la nit pot engolir-se la llàgrima falsa dels malfactors.
Espere que la raó siga la immaculada algun dia, no el ferment
De l’esquizofrènia, no l’oïda de les agulles,
No el hip hop de l’ombra estrafalària, no la ronya en els dies feliços,
No la mala llet dels criminals investits de frac,
No el rèptil obrint les venes, no el pus loquaç declarant
La guerra contra el paisatge sa dels jardins…



Baratària, 17.IV.2010

André Cruchaga

11 comentarios:

Rosa Iglesias dijo...

Gracias, mi querido André por cederle este magnífico poema, experiencia y enseñanza de vida, a mi voz

También quiero agradecerle a Pere Bessó el haberme recomendado la lectura de tan elocuentes letras

Abrazos para ambos compañeros poetas...

Rosa

Rosa

Pere Bessó dijo...

Por lo que a mí concierne, Rosa, no te he agradecido suficiente el mimo y tesón con que te has ocupado de dos poemas del Pere Bessó.
Y en cuanto a André, ya me pidió que te diera las vivas gracias. Le he hecho llegar tu correo, porque sea el mismo quien te lo diga.
Besos.

Rosa Iglesias dijo...

Gracias, amigo mío

"El Pere" escribe tan maravillosamente divino que leer sus poemas es como disfrutar de un domingo soleado...

Un abrazo, compañero y siempre gracias a tí

André, ha sido un placer disfrutar de este tránsito en abismación por entre tus versos

Y ...muchísimas gracias a ambos

Besos para los dos

Rosa

Ana Muela Sopeña dijo...

Divino poema y fantástica manera de recitarlo.

Aplausos, André.

Belleza y pétalos de agua para ti, Rosa.

Gracias Pere, por seleccionar tan magistral poema de André.

Gracias por existir y darme tan buenos momentos de placer.

Abrazos entre metáforas
Ana

André Cruchaga dijo...

Gracias poetas: Rosa, Pere, Ana por sus palabras en torno a este poema. No obstante el amargor del poema, en su vocación de poetas, en su ser íntimo está el almíbar. Y eso ayuda a ver las posibilidades de un mundo mejor: el de la poesía y la cultura.

Gracias infinitas a los tres por este regalo.

André Cruchaga

Rosa Iglesias dijo...

Flores para tí, mi querida Ana

Un abrazo surtido de afectos

Te quiere

Rosa

Rosa Iglesias dijo...

Almibar de sombra y de luz, mi querido André Cruchaga

Gracias por dejarnos tu imborrable huella

Un cálido abrazo, poeta

Rosa

Carlos dijo...

Recitar poesía también es una rareza. La voz siempre le confiere al poema una entidad musical que nos permite "verlo" vaya la paradoja, con los oídos del alma.

Bello blog.

Un saludo afectuoso.

Rosa Iglesias dijo...

Gracias, amigo Carlos, por dejar tu eco en esta página

Sí, tal vez sea una rareza esto de las lecturas en voz alta y ciertamente cada día que pasa me voy descubriendo alguna rareza más...

Abrazos mi querido Carlos, encantada de conocerte por sorpresa

Rosa

Luz_ de_Luna dijo...

POR DIos!! Negrita, lo que me estaba perdiendo!!
De maravilla
APALUDO DE PIE EL POEMA Y TU FORMA DE RECITARLO
Siempre te dije que escuchar los poemas con tu voz tiene magia
Te quiero besos de luz MOnica

Rosa Iglesias dijo...

Sí, Moni
Tú fuiste la primera en decirme que te gustaba cómo leía

Te quiero Moni
Te dejo un beso sembrado, para que crezcan muchos más

Ro